ATENCIÓN MÉDICA

SERVICIO

Manchas de piel

La piel del ser humano es propensa a erupciones y manchas de todo tipo. La mayoría de veces son inofensivas, pero es importante conocerlas  y cómo son sus síntomas para saber cómo actuar. A las manchas en la piel se le denomina hiperpigmentación y en algunas personas causa angustia por el hecho de no poder disimularlas u ocultarlas de las zonas donde tienden a aparecer: cara, manos y otras zonas visibles expuestas al sol.

La hiperpigmentación aparece cuando el cuerpo produce un exceso de melanina en ciertas manchas de la piel. Así, da lugar a placas cutáneas planas de un tono más oscuro que va de marrón claro a negro y que pueden variar en tamaño y forma.

Tipos de manchas
  • Manchas pigmentarias: son placas pequeñas y oscurecidas cuya causa principal es la exposición solar, por lo que aparecen en zonas especialmente expuestas: cara, manos y brazos.
  • Melasmao cloasma: se manifiesta con zonas oscuras e irregulares en cara o brazos. Afecta al 90% de las mujeres embarazadas como consecuencia de influencias hormonales y píldoras anticonceptivas.
  • Hiperpigmentación inflamatoria: aparece al curar una lesión en la piel y permanece en forma de mancha plana con color cambiado. Es común en personas con acné y también puede tener su causa en procedimientos cosméticos.
Síntomas

Los síntomas principales de las manchas en la piel son el hecho de apreciar un cambio en la coloración de alguna zona de la piel, así como en su tamaño. Es algo indoloro y, como se ha citado, las causas pueden ser múltiples. Normalmente son inofensivas, pero el especialista en Dermatología es quién debe estudiarlo en profundidad.

Causas

La hiperpigmentación de la piel responde a una sobreproducción de melanina (pigmento que da el color natural a la piel, cabello y ojos). Las manchas en la piel aparecen en forma de placas. Puede estar desencadenada por diversos factores, como ya se ha explicado, pero las causas más comunes son la exposición solar, factores genéticos, edad, influencias hormonales y lesiones o infecciones cutáneas.